Piometra

Por: Dra. Valentina Quintanilla

Especialista en Medicina Interna

La piometra canina es una de las enfermedades del aparato reproductor más comunes en perras de edad avanzada (sobre 7 años) que no han sido esterilizadas o en hembras jóvenes que han recibido hormonas como terapia anticonceptiva, aunque puede presentarse a cualquier edad siempre y cuando se haya alcanzado la madurez sexual o el primer celo.
 

La piometra canina es una infección uterina, no contagiosa que se caracteriza por la presencia de pus y bacterias nocivas en el útero, la cual si no es tratada a tiempo puede llegar a desencadenar la muerte del paciente.

Piometra.png

#Piometra #OVH #OvarioHistorectomía #EsterilizaciónCanina #Perras

Síntomas

Dependiendo de la gravedad de la infección los síntomas pueden ser más o menos evidentes

  • Fluido vaginal con presencia de sangre o pus,

  • Lamido excesivo de sus genitales,

  • Apatía, letargia, decaimiento,

  • Inapetencia,

  • Aumenta la ingesta de agua,

  • Aumento de las micciones.

 

Tratamiento

El tratamiento recomendado más seguro y eficaz es la ovario histerectomía, es decir la extirpación quirúrgica de los ovarios y del útero combinado con antibióticos para el control de la infección.

 

Siempre que no estemos ante una infección generalizada, el pronóstico tras la intervención suele ser muy bueno.

Prevención

La mejor forma de prevenir la piometra canina más segura y eficaz es la esterilización completa temprana antes del primer celo.

Extirpados el útero y los ovarios desaparece por completo la posibilidad de que las perritas sufran piometra, además de otras enfermedades como tumores uterinos, tumores ováricos, tumores mamarios y cruzas no deseadas.